Un trabajador identificado con la empresa es un trabajador comprometido con la marca - TECNOXPS

Páginas

martes

Un trabajador identificado con la empresa es un trabajador comprometido con la marca


Trabajador comprometido con la empresa y con la marca, SEO, SMO

Cualquiera es prescindible y existe una gran cantidad de fuerza laboral esperando por un puesto de trabajo dispuesta, ¿que tan raro será escuchar esto?.

Lo más importante para una empresa se supone debería ser que sus trabajadores estén comprometidos e identificados con la marca, esto le brindará a la empresa una fortaleza tal, que su personal la defenderá a capa y espada y cuando no pueda hacerlo porque nadie debe ser ciego ante los problemas que puedan existir naturalmente, trabajará y luchará para mejorar sus puntos débiles y fortalecerla.



Fidelizar a los empleados debe ser una prioridad

Esto es a lo que deben aspirar las empresas, el primer gran error de una empresa es querer fidelizar a sus clientes cuando no logran fidelizar a sus empleados y no buscan que su personal tenga unas características acordes a ello.

Encontrar este tipo de personas que hagan parte de la empresa no es fácil, en algunos casos toca darles un empujón y formarlos cuando se les ve el potencial, pero cuando en el personal de la empresa, sin importar si son internos o outsource (consultores u asesores externos), se cuenta con personas que están comprometidas, que trabajan con calidad, que buscan siempre mostrar la mejor cara de la empresa ante los clientes, que ven en la misma el reflejo de su propia credibilidad e imagen, que su labor está enfocada en hacerla crecer y generan resultados que resaltan sobre los demás, es tal vez el activo más valioso de la empresa y es un activo que la empresa no se puede permitir perder o prescindir dado que con ello se verá afectada la productividad de la empresa.

Un trabajador identificado con la empresa no valorado es un activo valioso desperdiciado, SEO
Un trabajador diferenciador no valorado hace crecer a los competidores de la empresa.


¡Ningún empleado es imprescindible!

Es la expresión que muchas veces se escucha en empresas donde se tiene un perfil donde el empleado o persona que haga parte de la empresa no es operativo sino un perfil técnico o creativo y lamentablemente ello es parte de nuestra cultura empresarial.

Dicha expresión mencionada es típica de ambientes de trabajo donde los llamados de atención están a la orden del día, pero los trabajadores siguen operando  igual, difícilmente cambian, y se mantienen con la tendencia hacia el no cambio y no mejoramiento, es decir, su curva de rendimiento es una linea horizontal en el tiempo con una tendencia al descenso.

Esto muchas veces solo empeora con el tiempo y se tiene como justificación afirmar en el pensamiento de los empleadores o administradores es que los empleados están "nivelados por lo bajo", las condiciones que brinda la empresa en respuesta a ello solo desmejoran en lo general y en vez de corregir el mal de raíz cuando se debe realizar, se afecta el entorno global y muchas veces, se confunde el establecer actividades (almuerzos, celebraciones e integraciones entre otras) en la empresa como el "darles a los empleados o brindarles lo que otros no hacen" pero, ¿realmente las actividades en la empresa entre los empleados es lo que realmente aprecian aquellas personas comprometidas con la empresa?.

Un almuerzo en las instalaciones de la empresa, una celebración de una fecha especial son actividades importantes para algunos (aunque en muchos casos no se tiene en cuenta el tipo de actividades a realizar y se termina generando más problemas que beneficios) pero no son actividades realmente integradoras y donde incluso, muchas veces, se escucha posteriormente en algún momento que "se le está dando de comer al trabajador y que el trabajador debe ser agradecido", cosas así pululan por nuestro medio y mientras ello esté a la orden del día los empleados comprometidos difícilmente podrán mejorar el rendimiento y la efectividad de la empresa puesto que estos tenderán naturalmente a buscar mejores condiciones.



Un personal comprometido y automotivado

Cuando una empresa cuenta con personas que constantemente están automotivadas a hacer crecer la empresa y a dar lo mejor de sí, contará con personas que incluso llegarán a cuestionar, respetuosamente claro está, ciertos aspectos de la empresa con el afán de que sean corregidos y ello solvente problemas que están interrelacionados con alguna problemática que presenta la misma y no permite generar un cambio para mejorar

Estos bien llamados fans internos de la empresa, son los que la empresa ve y debe ver como verdaderos productores, destinados a producir lo que otros no producen ni a empujones, las ideas, las estrategias y los desarrollos diferenciales e innovadores y por ende, personas que en vez de dejarlas caer en la expresión mencionada anteriormente se les debe establecer un parámetro muy diferenciador para que sigan creciendo en su nivel, para que los otros empleados se motive a seguir dicho camino y ello impulse la curva interna de crecimiento, tal y como debe ser el crecimiento de la empresa en una espiral ascendente en un ciclo de Deming y esto solo se alcanza con personal identificado con la empresa y como tal, con un personal enfocado en hacer crecer la marca.



El valor del personal direnciador para la marca

Es imprescindible como tal que la empresa no solo reconozca el valor de lo que representan este tipo de empleados para la misma, que lo establezca con factores diferenciadores que le brinden al empleado una satisfacción laboral en la labor desempeñada, brindándole las condiciones necesarias para explotar su capacidad y claro, el factor económico es tan importante que aun cuando se cae por su propio peso, no se debe olvidar que por más condiciones que se brinden como el de trabajar fuera la empresa y hacerlo participe de reuniones en celebraciones, reconocimientos públicos y atenciones... si no se establece adecuadamente la satisfacción económica del empleado, será muy difícil que la empresa cuente con personal de estas características durante un periodo de tiempo que permita aprovechar todo su potencial.

Mientras en una empresa se siga promulgando que los empleados no hacen lo que deberían por la empresa, y aun más en nuestro medio donde se supone se necesita crecer y lo cual está reflejado en muchas empresas en su cultura empresarial, se estará estableciendo una contrariedad respecto de lo más comúnmente manifestado: "para eso se les paga".

Muchas veces ni siquiera se les paga lo que corresponde a las personas que se destacan o rinden de acuerdo a su desempeño porque se les mide según el mínimo establecido por el gobierno o según el empleado de menor rango que labora en la empresa y "se mata" trabajando, aquí "se confunde" muchas veces y se compara una actividad operativa con una actividad creativa llevando esta ultima al mismo nivel, se compara la labor del que trabaja en la bodega con el que trabaja creando y desarrollando ideas para hacer crecer la empresa (al final incluso gana más el de bodega que el creativo) o en un ambiente más técnico se compara el que realiza la gestión del CMS de un sitio web con aquel que desarrolla ideas para hacer productivo el sitio web y tienen un nivel de crecimiento mayor en relación al beneficio que puede obtener con ello la empresa, como por ejemplo orientar el sitio hacia el posicionamiento web en Google.

Cosas de la cultura empresarial presente en muchas empresas que se mantienen muy lejos de lo que deberían ser y a lo cual se debería aspirar, el problema par muchas empresas es que una vez que creas fama sobre ello, difícilmente un trabajador proactivo querrá vincularse con la misma o quedarse en la misma.

La empresa comprometida con el empleado

Si se quiere un trabajador comprometido con la empresa y con la marca se le debe valorar, hacerle sentir que es imprescindible, que es parte del proyecto de crecimiento de la empresa, una pieza tan fundamental que la empresa no puede darse el lujo de perder y por ende sus condiciones son las mejores incluso en el nivel económico, es decir, la empresa debe comprometerse y apostar también por el trabajador que realmente puede hacerla destacar.

Un trabajador proactivo es muy difícil de conseguir y aun más, tenerlo como parte del equipo de la empresa para "infectar" con ello a las demás personas que hacen parte de su equipo de trabajo en el área especifica y extenderlo a las otras áreas de la empresa.

Así como se ven muchos casos donde el empleado que ha dejado un puesto en una empresa donde tenia buenas condiciones y vuelve arrepentido por su decisión la cual conllevo su salida, también se ven los casos donde las empresas tienen que recurrir a personas que se han dejado ir y cuando quieren que vuelva, los costos se elevan sustancial y considerablemente.


¿Cuán valioso puede ser un empleado comprometido con la empresa?



Si Fox Mulder está por aquí quiere decir que

Esto parece un X-Files sin Aliens...

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.